Directorio Cristiano Dominicano

¿Cuáles son los Pasos para la Sanidad Financiera?

1 January 2016

Jerameel Rosario Presidente de Achieve Consulting Group

"TODO CREYENTE DEBE ASPIRAR A TENER SANIDAD FINANCIERA",

esto es administrar los recursos económicos de manera correcta, administrarlos a la manera de Dios y no a la nuestra.

A continuación pasos para alcanzar la sanidad financiera:

Primero. Decida desde ya ser un administrador. Nunca llegaremos a la sanidad financiera si no dejamos de ser dueños para ser administradores. Salmos 24:1 dice: "Dios es el dueño de la tierra y todo lo que hay en ella". Hageo 2:8 dice que Dios es el dueño del oro y la plata. Ser un administrador implica administrar los bienes de otro, por lo que somos administradores de los bienes de Dios y no dueños. Segundo. Decida ser feliz estableciendo un estilo de vida razonable más allá de sus circunstancias económicas. Howard Dayton dice en el libro Su Dinero Cuenta: “La gente gasta dinero que no tiene para comprar cosas que no necesita para sorprender a gente que no conoce”. Tercero. Sea paciente para eliminar todas sus deudas y evítelas a toda costa. La deuda tiene una connotación negativa en la Biblia. Proverbios 22:7 dice que el deudor es esclavo del acreedor, y en Romanos 13:7 nos enseña que paguemos a todos lo que debemos. cuarto. Ahorre regularmente para enfrentar los tiempos de escasez del futuro. Aplique el principio de José en Egipto que ahorró el 20% durante siete años. Quinto. Sea generoso, comparta con los necesitados y de más allá de sus fuerzas. 2 de Corintios 9:7 nos enseña que Dios ama al dador alegre. Sexto. Decida ser íntegro y honrado haciendo lo correcto todo el tiempo. No engañar, mentir o robar son una de las reglas de vida de Levítico 19:11. Séptimo. Cultive el dominio propio, no se deje llevar por la publicidad y no caiga en la tentación de acceder a impulsos para gastar. Cuidado con el uso de las tarjetas de crédito, con el uso del crédito y piense bien antes de realizar inversiones. "En la casa del sabio hay riquezas y perfumes pero en la del tonto sólo hay desperdicios". Proverbios 21:20